Combustión

 

Acogí el deslizar de tu mano sobre la mía,
intercambiamos miradas de complicidad
y la llama que brillaba en tus ojos
creció con sólo una breve sonrisa.

 

Sentí electricidad desde el cuello hasta la espina,
el romper y encadenar de átomos en nuestros cuerpos:
aleación de metales fundidos en conflagración azul,
flujo perfecto en clepsidra que paralizó el tiempo.

 

Se evaporó tu aliento cuanto grité por una dosis de dolor
y entendí tu promiscuidad mientras conociste la pureza;
escaldaba mi piel cuando bajó voluntaria hasta las puertas del Hades,
mas retornó de la asfixia que le indujo el estrechar de tus brazos.

 

Pero fue el mismo calor al rojo vivo que destruyó el magnetismo,
tus piedras mesméricas y brazaletes cayeron de mis miembros;
y el fuego, que una noche ardió con viveza y desesperación,
se redujo pronto a cenizas arrojadas en un mar de olvido.

 

 

 

Blackgunner* Original de diciembre 2013

 

Anuncios

2 Respuestas a “Combustión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s