Abismo

 
 
Aparecí en desconocidos andurriales,
parajes de muerte donde puede sentirse
la ausencia de un poder inefable.
 
 
¿Qué es esta cosa que lacera mi pecho desde adentro
y lo oprime sin piedad?
Pareciera estrujarme fuertemente
y quemar mis pulmones con ígneos vapores.
 
 
Mis pies evanescentes,
tan firmes un día,
ahora son solo fuliginosas cenizas
y mis débiles piernas desnudas,
antaño incólumes,
yacen inermes ante lo desconocido.
 
 
Un sonar de plañideras lamentaciones
ha apagado todo ruido en mi cabeza:
mi tumefacta cabeza, presa ahora de malignas excresencias,
todas ellas producto de abyectos deseos.
 
 
Estoy en el atolladero;
Lasitud invade mi cuerpo.
Violentos aspavientos me sacudirán pronto.
¿Cuánto tiempo aguantará mi rostro impertérrito?
Pronto se humedecerá en el torrente de mis ojos,
interrumpido solo por la espasmódica voz gemebunda
que brotará avergonzada
de mi repugnante boca.
 
 
Crepitan mis pensamientos
sobre mis inflamados sesos;
pero pronto acabará todo:
me llegará la hora.

Black Gunner* Original de Junio 2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s